Yendo a estudiar

30 Mar

Subo al microbús y me siento al fondo junto a la ventana. Cerca a la ventana porque me gusta respirar aire fresco y además ver las calles limeñas a esas horas de la mañana; al fondo del microbús para estar lo más lejos de la puerta y no tener que ceder el asiento a quien lo necesite más que yo, no me considero maleducado por esto ya que cuando me toca sentarme cerca a la puerta porque el carro está lleno, cedo el asiento sin mayor problema, especialmente si es una chica linda, eso me hace sentir como caballero al menos por unos segundos. Pero cuando viajas todos los días, como lo hago a la universidad, tienes que buscar la manera más cómoda y hacerlo rutina en medida de lo posible.

Mi mamá dice que no es seguro sentarse en los extremos del microbús, ya sea adelante al costado del chofer o al fondo como prefiero hacerlo, ya que estás más propenso a llevarte la peor parte en un eventual accidente de tránsito. Tengo en cuenta eso pero por ahora no estoy dispuesto a cambiar mi comodidad diaria, en todo caso dejaré los accidentes para los otros carros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: